Más evidencia, menos floro

“Más evidencia, menos floro” es una iniciativa del Programa de Responsabilidad Social Universitaria UNI para reducir el impacto de la desinformación y las noticias falsas que se comparten a través de las redes sociales y los medios de comunicación sobre el proceso de vacunación.

Nuestra iniciativa provee consejos para vacunarnos contra la desinformación,  organiza actividades de alfabetización científica para entender las dinámicas e la ciencia y crea espacios de interacción academia-estado para mejorar las políticas públicas en base a la evidencia científica.

Consejos y tips para evitar y detectar la desinformación

La proliferación de las noticias falsas a través de las redes sociales tiene efectos negativos en la salud de las personas y la convivencia social.  A la pandemia de la COVID-19, se ha sumado una pandemia de desinformación que nos exige aprender a vacunarnos contra la desinformación.

La campaña “Más evidencia, menos floro” ha elaborado consejos y tips para aprender a informarse que compartimos en redes sociales y a través de nuestro grupo whatsapp.

Conoce cómo funciona la ciencia, sus dinámicas y su impacto sobre la sociedad

Usualmente la sociedad interactúa con la ciencia de descubrimientos ola tecnología derivada de ella. Pero, a diferencia los científicos que han sido entrenados para generar conocimiento, la sociedad no solo recibe información sino debe entender cómo funciona un sistema, a convivir con la incertidumbre, a preguntarse sobre la realidad y la naturaleza y como  preguntarle a otras personas que hacen afirmaciones sobre la realidad.

Apostamos por la alfabetización científica, como una forma de entrenar a nuestra sociedad para empoderarse, conocer el funcionamiento de la ciencia, las relaciones entre ella y la sociedad y vacunarse contra los charlatanes de todo tipo.

Crear espacios de interacción entre la academia y el Estado

La comunidad científica mundial continuamente produce una gran cantidad de conocimiento de utilidad para el sector público a la hora de diseñar las políticas públicas. Sin embargo, procesarla representa un desafío para los servidores públicos que tienen la responsabilidad de actualizar reglamentos, protocolos y/o diseñar políticas que incluyan cambios basados en la nueva evidencia.

Para reducir esta brecha, organizamos eventos para promover el intercambio de información entre la comunidad científica y los servidores públicos.